viernes, 11 de agosto de 2017

Ahorro de energía con la luminosidad dentro de casa

Una medida muy conocida para el ahorro de energía eléctrica es el cambio de hora, dando vida al horario de invierno y de verano.

Es una técnica adoptada por toda la sociedad para poder aprovechar mejor la luz solar por las mañanas y por la tarde, y evitar el uso de electricidad. Idealmente se trata de aprovechar lo que más se pueda fuera de casa, ya que los pasatiempos al aire libre no requieren de luz eléctrica, como por ejemplo andar en bicicleta, caminar por un parque, pasear al perro, ir de picnic, entre muchas otras cosas, ya que la luz y el clima de la primavera y el verano lo permiten. Si necesariamente se debe estar en casa por diversos motivos, lo ideal es usar la menor energía eléctrica posible, como por ejemplo abrir las ventanas, cerras las cortinas hasta que ya no haya luz solar, y evitar el uso excesivo de ventiladores y las congeladoras, no encender la televisión mientras se está en el computador, o cosas por el estilo.


Muchas personas prefieren su privacidad antes que el ahorro de energía, o el aprovechamiento de la luz solar, pero para ellas hay buenas alternativas de cortinas que cuidan la privacidad del interior de la casa y deja pasar toda la luz del exterior, por lo que se pueden tener ambas cosas a la vez, privacidad y luz solar dentro de la casa, además también son útiles si desean aislar el calor de sus ambientes dentro de casa.

Para refrescarse siempre se utilizan ventiladores, los cuales tienen un alto consumo de luz eléctrica, lo cuál no solo afecta al medio ambiente sino que también la bolsillo de quienes los utilizan en exceso, una alternativa para esto es mojar durante la noche el patio que rodea a la casa, pero con agua que ya no sirva para consumo, se puede guardar el agua con que se lavan los utensilios de cocina, o con la cuál se lavan los vegetales antes de cocinarlos, de este modo se genera un ambiente más húmedo el cual refresca increíblemente la casa, la idea es tirar el agua mientras anochece, así dura más que si se hace durante la tarde, y si se tienen árboles cerca es mucho mejor. Con simples cambios de hábitos se puede hacer mucho para nuestro planeta que pide a gritos más conciencia de parte nuestra, dejemos una buena y cuidada herencia a las generaciones venideras.