sábado, 10 de enero de 2015

Lo que el senador Guido Girardi no quiere que Chile sepa



Ayer, por ejemplo, el ministro Laurence Golborne calificó de “grave” la denuncia y el ex ministro de Salud, Pedro García, confirmó el actuar del legislador.

Bien lo supimos todos los chilenos, que consternados vimos como una falsa enferma de cáncer fue presentada por Girardi para legitimar el aborto terapéutico.. Ha usado la testera del Senado para boicotear al Gobierno en cada oportunidad que ha podido, tanto dentro como fuera del país..Ha propuesto desde su elevada tribuna las cosas más confrontacionales posibles con el objeto de obtener pequeñas ventajas políticas por sobre el bien común: aprobar toda clase de abortos, boicotear la ley corta de Isapres, llegando al extremo de respaldar, incluso impedir que se tramiten leyes, como por ejemplo dificultar la tramitación de leyes de educación e incluso bloquear la tramitación de la Ley Presupuestaria, cosa que le costó la vida al Presidente Balmaceda hace más de un siglo.



Les dio sándwiches a los “jóvenes combatientes”. Dialogaba con ellos. Los acompañaba.

El político fue cuestionado duramente tras facilitar los medios para que un menor relatara en televisión la supuesta vinculación de parlamentarios de la UDI en este bullado caso a comienzos del 2003.Ver más en el post: Guido Girardi Lavin Chile

El paso de Guido Girardi por el Servicio de Salud Metropolitano, Sesma, fue el trampolín que permitió que en el año 1994 fuera elegido diputado, comenzando una vida llena de hechos que marcan a fuego su accionar.En mayo del año 2002, utiliza fondos de la presidencia de la cámara de diputados para enviar 25 mil cartas para favorecer su candidatura en las elecciones del PPD

Como ya hemos visto en estas páginas, mientras la Concertación se hunde en lo más profundo del abismo político, un vástago de estos 20 años comienza a instalarse como gran paladín. Y Andrade fue más lejos aún: “La presidencia del Senado le corresponde a un senador del PPD y este partido ha señalado que ese senador se llama Guido Girardi, en consecuencia se honrará ese acuerdo… ésa es la voluntad que queremos reiterar”.

En términos sencillos, este acuerdo es pésimo para la calidad de la democracia que se quiere construir. Sin embargo, queda planteada la pregunta siguiente: ¿cuáles son cualidades que debe tener un buen político?. La ignorancia no es una excusa para no hacer su trabajo. No es bueno para la política que los que participan en ella oculten sus convicciones o que se declaren “independientes”, sin afiliación. Estas barreras generan miedo, pero, el coraje es la capacidad de sobreponerse a dichos miedos y perseverar con la acción que se pretendía realizar. Ellos, no tienen un conflicto entre lo que es conveniente y lo que es correcto. Y el que pierde es el Senado que rebajará aún más la evaluación pública.

0 comentarios:

Publicar un comentario